El mugre en el ojo ajeno

 

Los mensajes de Jesús iban de sencillez y cotidianidad, con ideas concretas de cómo tratarnos en el reino de los cielos, una de esas máximas es fijarse primero en el mugre gigantesco que tenemos en los ojos antes de  tratar de sacarle una mota del ojo al otro. ¿Qué implica eso? 

Milena Forero es Colombiana, estudió comunicación social comunitaria y también teología. Se dedica a la producción audiovisual, hace música y escribe. Es parte de la comunidad de la Primera Iglesia Presbiteriana de Bogotá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *