Jueves santo: celebrar en Jesús Resucitado “el hombre para los demás”.

  1. Celebrar a Jesús resucitado desde la situación de pandemia
  2. Domingo de ramos: celebrar la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén
  3. Lunes santo: celebrar en Jesús Resucitado el valor de los pequeños gestos
  4. Martes santo: celebrar en Jesús Resucitado nuestras relaciones interpersonales
  5. Miércoles santo: celebrar en Jesús Resucitado la solidaridad que ha suscitado en nuestro pueblo y en nuestro mundo
  6. Jueves santo: celebrar en Jesús Resucitado “el hombre para los demás”.
  7. Vigilia pascual: celebrar en Jesús Resucitado la fuente y seguridad de nuestra esperanza
  8. Domingo de pascua: celebrar en la resurrección de Jesús la presencia de Dios en la pandemia

Mirando lo que estamos viviendo, todos estamos impactados por todas las personas entregadas a dar y luchar por la vida, arriesgando en cada momento su propia vida y que en el fondo las mueve es el amor a los otros. Pensemos en todo el personal de la salud, en todos los que cuidan de nuestra seguridad, en los que nos dan los servicios más sencillos y que son muchas veces los más necesarios. En estos momentos es cuando más valoramos el valor de sus servicio y muchas veces el heroísmo y la valentía con lo que la hacen. Hoy que celebramos la vida de Jesús entregada por amor a nosotros en la Eucaristía, que nos dejó su mandamiento del amor y que se da a nosotros en la persona de nuestros sacerdotes, comprendemos el valor profundo de esas personas y acogemos el amor y la entrega de Jesús que todos ellos nos revelan.

Guía para la reflexión personal y comunitaria

  1. Qué hechos o situaciones de entrega a los demás te han llamado la atención.
  2. En qué te parece que la situación de cuarentena puede ayudar o perjudicar para vivir mejor entrega a los otros por amor. Por qué.
  3. Iluminar esto con el Evangelio de hoy: Jn.13,1-15

Preguntarse:

  • ¿Qué quiere revelar Jesús con el gesto que hace de lavar los pies a sus discípulos y con su diálogo con Pedro?
  • ¿Qué quiere enseñar Jesús con sus palabras después del lavatorio? ¿A qué prácticas invita Jesús?
  • ¿Qué sentido y valor le dan las palabras y la práctica de Jesús a lo que has reflexionado?
  1. A qué compromisos te lleva lo que has reflexionado.
  2. Hacer oración a partir de lo que has reflexionado.

Textos para reflexionar

“En su Evangelio, Juan no habla de la institución de de la Eucaristía sino solamente del lavatorio de los pies, que tuvo lugar esa misma tarde. Existe, sin embargo, una relación íntima entre las dos realidades. El lavatorio de los pies es también una forma de comunión intensa a través del cuerpo. Jesús les dijo a sus discípulos que era un ejemplo lo que Él les daba. Ellos estaban llamados a hacer los unos a los otros lo que Él había hecho por ellos. En el espíritu de Jesús es inseparable la comunión en la mesa del Señor con el lavarse los pies los unos a los otros. Al lavar los pies, Jesús revela una manera nueva de ejercer la autoridad, no desde arriba sino desde abajo. Como Buen Pastor, Jesús ejerce su autoridad “de pie”; llama a cada uno de los discípulos por su nombre y los conduce en la buena dirección, corrigiéndoles cuando es necesario. Aquí Jesús se “arrodilla” a sus pies como queriendo ayudarles a ponerse de pie. Se hace el Servidor. Más tarde Él ejercerá su autoridad “extendido” en la cruz, ofreciendo su vida por los que Él ama. Dando la vida como ofrenda de su mismo ser.”

Jean Vanier. Entrar en el espíritu de Jesús.

¿Quién ha dicho esas historias?

¿Quién ha dicho esas historias?,
¿que el Cristo este año no sale?,
si está vestido de blanco,
de azul, en los hospitales…

¿Quién dice que el Nazareno
no puede hacer penitencia,
si están todos atendiendo
a enfermos en las urgencias?

¿Cómo que Jesús Caído
no saldrá el Miércoles Santo?
Mírale tú en nuestros médicos
que caen rendidos, exhaustos,
como humildes cireneos
ayudando a cada paso:
celadores, enfermeras, administrativas,
codo a codo, sin descanso.

Igual que en la Borriquita
pasó Jesús por la tierra,
nuestros héroes camioneros
pasan las noches en vela
para abastecer mercados
de barrio, farmacias, tiendas…

Ejército, Guardia Civil, Policía,…
patrullan calles desiertas,
y no están con sus familias
sino cuidando a las nuestras.
Y lejos de las ciudades,
Jesucristo está doblado
sobre los surcos de tierra,
se hace a la mar en un barco,
tiende cables, cava pozos
o pastorea el ganado.

Nadie diga que el Señor
no está en las calles presente,
cuando en las Iglesias solitarias
los Sacerdotes celebran Misa diariamente.

Nadie diga que el Cautivo
no va a salir este año,
mientras haya una voz buena
llamando al que está encerrado.

Nadie diga que el Gran Poder
no va en su anda,
cuando tantas vidas orantes
se ofrecen y aman.

Con cansancio en la mirada,
con buen humor, sin fallarnos,
también Cristo está presente
en cualquier supermercado,
reponiendo estanterías
o a pie de caja cobrando.

Jesús viene en un camión
de blanco y verde pintado,
recoge nuestros desechos
y se va sin ser notado.

Cuando veo a tanta gente
que a los suyos ha enterrado,
siento que también salió
la Piedad del barrio bajo,
la Virgen de las Angustias
con su Hijo en el regazo.

Y aunque a todos nos asuste
el pasar por el Sepulcro,
ahí está la fortaleza
de Aquel que ha vencido al mundo.

Tal vez no haya procesiones
con imágenes talladas
pero ya ves, Cristo sale
al encuentro de tu alma,
en mil rostros escondido,
sin cirios y sin campanas.

Que aunque no haya procesiones
por España en primavera,
seguirá oliendo el incienso
que pone su gente buena.

El amor salta las tapias,
el corazón no se encierra;
será una “Semana Santa”
más que nunca, y verdadera.

Federico Carrasquilla

Sacerdote diocesano. Realizó estudios teológicos en Roma y Lovaina durante los primeros 10 años de su vida sacerdotal y fue profesor de Teología, Antropología Filosofía de la UPB por 5 años más. Luego decidió irse a vivir a medio popular, donde ha ministrado por 52 años, no para hacer obras sociales, sino para que el pobre descubra que tiene que ser sujeto de su propio destino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *